Érase una vez…

… una chica que soñaba con escribir.

Quizás suene poco prometedor, pero todos sentimos alguna vez el impulso de expresarnos y comunicarnos a pesar de todo y sobre todo. Como Knut Hamsun solía defender: “vivimos porque nos expresamos” y yo he decidido seguirlo al pie de la letra.

¿Por qué me lanzo ahora a escribir un blog? Hoy he estado releyendo Cartas a un joven poeta de Rainer María Rilke y se me ha encendido la bombilla. En la primera carta (que es también mi favorita), Rilke le dice a su joven amigo Kappus: “una obra de arte es buena si ha nacido de una íntima necesidad”.

No pretendo (ni aspiro) a que este pequeño blog se convierta en una obra de arte (¡que ojalá!), pero sí que responde a una íntima necesidad: a mi necesidad de escribir y de explayarme sobre aspectos que quizás a nadie resulten relevantes salvo a mí; de contar hechos e historias que pueden ser tanto reales como ficticios; de describir imágenes y sentimientos; de liberar mi mente y divagar sobre lo mucho que adoro los libros y por qué considero esencial la literatura; de reivindicar la poesía; de soñar… y en fin, de expresarme, que a fin de cuentas es para lo que escribo este blog.

Así pues, comienza ya esta aventura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s