Impares

Tú y yo sumamos uno:

impares,

como mis latidos.

Andamos cojos

y abrazamos sin brazos.

¡Cuántos tarros sin tapa

como caballeros sin sombrero!

Pasar del todo a la nada

sin despegar del suelo.

Uno y uno suman tres:

nadie me dijo como volver.

Tú y yo sumamos cero,

sin conocernos;

y sin querer hacerlo,

compartiendo a medias un secreto.

La soledad me pertenece,

o yo a ella.

No recuerdo quién durmió primero

de cara a la pared.

Se nos pasan los años

de madrugada y con mala cara,

arrastrando los pies,

y cerrando los ojos

a fuerza de tragar espíritu.

Uno más uno suman dos

solo un segundo.

Los pares son felices

huyendo siempre de los impares:

los malditos,

los proscritos,

los incompletos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s