No quiero dormir…

No ayuda ser

el único habitante despierto

en una casa sumida en sueños.

Hay silencio en mi noche sin Luna:

vacía la mente de los pensamientos;

la nada de la eterna vigilia,

del querer sin querer

queriendo a medias

sin llegar a dormir.

La eterna espera que desespera,

perdida entre ovejas,

contando respiraciones.

Los ojos abiertos

y la cabeza alerta.

El viento gimiendo

y la casa aullando:

afuera baila la tormenta.

No es miedo a las tinieblas,

es la imaginación siempre excitada,

siempre inquieta, siempre anhelante;

es una mirada tuya

y los latidos a mil por hora.

No es más que el deseo

de traerte a mi lado,

el pactar con los sueños

para encontrarme contigo.

Sin dormir, escuchando al reloj,

espantando las telas de araña del tedio,

imaginando tu pecho latiendo,

contando las estrellas que no veo

hasta perder el conocimiento.

—————————————————–

Buenas noches 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s