La bendición de la tierra

Esta fue la novela por la que el escritor noruego Knut Hamsun recibió el premio Nobel en 1920 y está considerada como una de las novelas más influyentes del siglo XX. Con esta carta de presentación, ¿cómo iba a resistirme a leerla?

Knut Hamsun es uno de esos escritores que no deja indiferente a nadie: o te encanta o te aburre hasta la muerte. A mí me pasó lo primero. Nuestro idilio comenzó con Hambreuna de sus obras más emblemáticas y uno de los libros más extraños y chocantes que he leído en mi vida. La elección del adjetivo “chocante” no ha sido fortuita, es simplemente que no se me ocurre otro término con el que referirme a nuestro primer encuentro: el libro es casi en su integridad un monólogo interior incesante sobre el angustioso hambre que atenaza al protagonista, que oscila entre la locura y el sentido común durante toda la obra. Me dejó tan perpleja y me atrajo tanto este modo de escribir, que no me lo pensé dos veces y fui directa a por Panotra de sus novelas más conocidas. La belleza de sus descripciones terminó por robarme el corazón.

Todas las obras de Hamsun que he leído hasta la fecha se componen de una narrativa sosegada con unos protagonistas problemáticos y contradictorios. Lo que más me ha sorprendido de La bendición de la tierra es que no hay un protagonista claro, sino que va rotando según el periodo de la historia que está desarrollando. Bien es cierto que la figura central de la obra es Isakel colono que da comienzo a la historia y entorno al cual se desarrolla toda la trama. Isak es un hombre muy sencillo, agricultor hasta la médula y un trabajador incansable. Lo único que se le puede reprochar es su carácter silencioso y simple, casi como un cavernícola, tal y como le describre Hamsun.

El escritor noruego amaba la vida en el campo. Frecuentemente se escapaba allí para escribir. Es por eso que sus narraciones están plagadas de extensas descripciones sobre la naturaleza: los árboles, los caminos, los animales… No son en absoluto pesadas o repetitivas, sino todo lo contrario: Hamsun intentaba reflejar la belleza de los bosques noruegos describiendo no sólo su apariencia física, sino también la sensorial.

bendicion-tierra-11
Fotograma de la adaptación del libro al cine en 1921

La bendición de la tierra es una historia sobre la infatigable lucha que supone la vida y encontrar tu lugar en ella. Es una historia sobre las relaciones humanas, sobre los estragos del aislamiento y sobre la capacidad de trabajo y superación del ser humano.

La narración corre a cargo de un narrador omnisciente que conoce todos los íntimos secretos de los diversos personajes que pululan por las páginas. Aunque la narración es lineal, hay veces que da saltos en el tiempo y no se especifica bien cuánto tiempo ha pasado, lo que es un poco confuso.

Uno de los aspectos más llamativos de este libro es que toca un tema que sigue siendo muy controvertido hoy en día: el aborto y los infanticidios por parte de las madres. Es probable que Hamsun quisiera hacer una crítica respecto a la supuesta despreocupación por parte de esas madres infanticidas. Me dejó muy sorprendida encontrar ese tema en un libro, en apariencia, tan sencillo como éste. Pero también hay hueco para la crítica a la vida en la gran ciudad, lejos de la tranquilidad del campo, donde todo es fugaz y vano. Podéis apreciarlo en este pasaje:

“Pues claro que Eleseus deseaba regresar a la ciudad, ¿quién lo dudaba? ¿A quien le apetecía pudrirse en el campo? ¡Él pensaba llegar muy alto! En casa no mencionó el cambio de situación, de nada serviría; además, se sentía un poco apático. La vida en Sellanra ejercía de nuevo su influencia sobre él, era una existencia aburrida y monótona, pero tranquila y adormecedora, que instaba a soñar. […] Que recuperara el gusto por el olor a hierba lombriguera tenía un pase, pero lo que no era lógico para un muchacho campesino era pensar, al oír ordeñar a su madre y a las chicas por las tardes: “Están ordeñando, ¿lo oyes? Escucha bien, qué extraño, una especie de canción de un solo chorro, tan diferente a la música de instrumentos de metal en la ciudad, a la del Ejército de Salvación y a la sirena del barco de vapor. Chorros de leche cayendo en un cubo…””

Claro que, hay que recordar que en Noruega no están muy orgullosos de Hamsun, ya que éste no tuvo ningún reparo en mostrar su apoyo a los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Es por eso que tiene algunas ideas un poco… anticuadas, y los personajes femeninos salen bastante mal parados. Las mujeres de La bendición de la tierra son ignorantes, ingenuas y de moral relajada. Hamsun nos obsequia con alguna perlita como: “Las mujeres no distinguen a un hombre de otro, no siempre, o al menos no muy a menudo”. 

Pero bueno, no se lo tendremos en cuenta, ya que sus pensamientos saben compensar su falta de tacto con el género femenino, sobre todo cuando hay que hablar sobre la vida en el campo:

bendicion-knut_hamsun-2
Knut Hamsun

El colono no pierde la cabeza. El aire que respira es un raudal de salud, tiene público suficiente para lucir su ropa nueva, no echa de menos los diamantes y sólo conoce el vino por las bodas de Canaán. El colono no sufre por las maravillas que no puede tener: el arte, los periódicos, los lujos, la política, valen exactamente lo que la gente está dispuesta a pagar por ellos, nada más; pero las cosechas de la tierra, en cambio, hay que lograrlas a cualquier precio, pues son la base de todas las cosas, la única fuente. ¿Quién dice que la vida del colono es vacía y triste? ¡Nada más lejos de la verdad! ¡Cuenta con unas fuerzas superiores en las que refugiarse, sus sueños, sus enamoramientos, su fértil imaginación!”

Es una gran lectura que espero que os guste tanto como a mí 🙂

Anuncios

2 comentarios en “La bendición de la tierra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s