Spring

Era un cielo azul sin nubes

con los ídolos destruidos en el suelo:

llegaron florecidos los mirlos;

y mientras deshojábamos margaritas,

vino a encontrarnos la primavera.

 

Anuncios

¿Será verdad?

En todas las conversaciones

que hemos mantenido

tú y yo en mi cabeza,

no podría haber imaginado nunca

-en ninguna de ellas-

algo parecido a lo que me dijiste ayer…

Mi rayo que no cesa,

mi aliento que se escapa.

¿Será verdad entonces?

¿Será cierto que me amas?

Tu reflejo

Como un ciego que vuelve a ver

y tiene que aprender

lo que es bello…

Así es para mí tu reflejo.

—————————————————-

Foto: Robert Doisneau